El 20 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro para la Infancia y la Juventud y ASSITEJ quiere celebrarlo con el mensaje ‘Lleva a un niño al teatro hoy’, recordando el valor del teatro en el desarrollo de la infancia y la juventud. Serán más de 80 países los que se sumarán a esta celebración. El Día Mundial es una campaña global. ASSITEJ tiene más de 80 centros nacionales así como redes profesionales con afiliados en 100 países.

Los mensajes de este año han sido escritos por Mo Willems, de Estados Unidos, dramaturgo, creador de libros con múltiples premios, programas de televisión y obras de teatro para niños. También ha escrito un mensaje la presidenta de ASSITEJ, Yvette Hardie, de Sudáfrica y Mohamad Al Jounde, quien ganó el Premio Internacional de los Derechos de los Niños de 2017, de la Fundación Kidsrights, y tiene 17 años. Aquí está su historia, según lo relatado por el sitio web de los derechos del niño: Mohamad creció en Siria, pero emigró a Líbano cuando la vida se volvió demasiado peligrosa en su hogar. Al igual que otros miles de niños refugiados en el país, no podía ir a la escuela, por lo que se propuso marcar una diferencia para los niños en la misma situación. A pesar de las difíciles circunstancias en que vivía, Mohamad construyó una escuela en un campo de refugiados. A la edad de 12 años, ya estaba enseñando matemáticas y fotografía. Ahora 200 niños acceden aquí a su derecho a la educación. Mohamad ayuda a los niños a sanar, aprender y divertirse con los juegos y la fotografía. Es un narrador natural que al llevar sus historias a una audiencia más amplia, crea conciencia sobre los desafíos que enfrentan los niños refugiados.

MENSAJE DE YVETTE HARDIE
Presidenta de ASSITEJ

¡Lleva a un niño al teatro hoy! O, ¡Llevad el teatro a los niños! ¿Son declaraciones igualmente válidas?

Lleva a un niño al teatro ha sido nuestro grito de guerra desde 2012 cada 20 de marzo, cuando celebramos el Día Mundial del Teatro para Niños y Jóvenes y reafirmamos nuestro compromiso con el derecho de cada niño a las experiencias artísticas creadas especialmente para ellos. Este año me gustaría argumentar que su reverso, ¡Llevad el teatro a los niños!, a menudo está más justificado y es igualmente importante.

Si realmente creemos en las artes como un derecho humano básico, y considerando a los millones de niños que no tienen a su alcance un teatro (especialmente, uno construido y diseñado para ellos y sus necesidades), debemos como artistas ampliar nuestros conceptos de lo que el teatro puede ser. Esta idea, por supuesto, no es nueva en la historia del teatro; sin embargo, de alguna manera, cuando hablamos de teatro para públicos jóvenes, las distinciones entre formal o informal todavía parecen condicionar nuestros sistemas de valores y nuestras nociones de calidad.

El teatro es siempre transformación. Su capacidad para transformar un espacio común, o aún en estado crítico, en un lugar donde se activa la imaginación y se abren posibilidades inesperadas, es única. Ofrece un momento en el cual los niños pueden percibir cómo, frente a ellos y en acción, ocurre un poderoso cambio social. Pueden ver que el cambio es posible y que la magia puede provenir de lo común y terrenal. Ese gozo se puede encontrar incluso en los lugares más desfavorecidos. La calidad de la experiencia teatral que logra este milagro, no es menor que la que pueda poner a nuestra entera disposición un vuelo imaginativo disparado por un dispositivo escénico complejo y que por añadidura eche mano de la más avanzada tecnología. Con frecuencia, hace más falta transformar en teatro un patio polvoriento, una sala del municipio, un salón de clases o un campamento de refugiados, y no solo porque es más práctico y económico encontrarse con los niños en sus circunstancias cotidianas, sino también y más profundamente, porque tal transformación es mágica.

Ni por un momento negamos la singular experiencia que es propia del espacio teatral formal. Sin embargo, para los niños que sufren diariamente las consecuencias de vivir en zonas de guerra, para los niños que viven en aldeas rurales remotas, para los niños que viven en la pobreza de los barrios marginados urbanos, tiene que haber otras opciones. Y este tipo de transformación puede marcar una gran diferencia en su experiencia del mundo.

Así como los profesionales del teatro se centraron en desarrollar prácticas innovadoras en el teatro para públicos jóvenes, todos debemos preguntarnos cómo el teatro puede generar experiencias verdaderamente transformadoras, sea donde sea que pueda encontrar una audiencia, y hacer que esto llegue a ser una realidad.

Trabajemos juntos para Llevar a un niño al teatro… y para llevar el teatro a los niños en 2018.

MENSAJE DE MOHAMAD AL JOUNDE

El teatro sigue siendo una de las mejores formas en que uno puede expresarse, un espejo para mostrar a las personas lo que está bien y lo que está mal en nuestro mundo. El escenario es un espacio donde puedes crear tu propio mundo, en el que puedes sentir que tus sueños cobran vida.

Con la obra que escribieron y actuaron los niños con quienes trabajé, pudieron mostrarnos su pasado y el futuro que deseaban, pudieron influir en las emociones de las personas y darles la oportunidad de experimentar lo que para ellos es la realidad. Porque no actuaron; mostraron su realidad y sus sentimientos con una pincelada de arte.

Presented by Theatreworks USA. At Off-Broadway’s Lucille Lortel Theatre (121 Christopher Street, NYC).Pictured (l-r): Eric Meyers, Jordan Stanley, Kristin Stokes

MENSAJE DE MO WILLEMS

¿Día mundial del teatro para audiencias jóvenes? ¿De verdad?

¿Por qué tú, particularmente tú, llevarías a un niño a ver una obra de teatro para niños?

¿No tienes nada mejor que hacer que mirar a un grupo de adultos que, por lo general son tan serios y aburridos, hacerse los tontos, hacer mucho ruido, ponerse tristes y hacer el ridículo?

¿Solo para asombrar a un niño al que amas?

Quiero decir, ¿quién quiere ser sacado de su lugar y trasladado a un mundo de cuentos e imaginación?

¿Quién quiere ver personajes disparatados y experimentar emociones completamente predecibles?

¿Realmente necesitas en tu vida la magia transformadora de un espectáculo en vivo?

¿Ver esa magia a través de los ojos de un niño está bien para ti?

Seamos realistas: ¿Quieres sembrar memorias que en el futuro serán el trampolín para que esa persona joven que hoy amas tenga armas para jugar y crear?

Si sí, verás más que un espectáculo y experimentarás una conexión nueva y diferente con ese niño que es especial para ti.

¡Ah!, y probablemente ese niño se divierta. Y tú también.

Ps: El día mundial del teatro para la infancia y la juventud es el 20 de marzo de 2018, pero la magia transformadora del teatro se ha extendido indefinidamente.